sábado, 1 de abril de 2017

Volver a mí

Son las 15:51 horas de un sábado nublado en Bogotá
Y me pregunto cómo recojo mis huellas.
Cómo se hace para desandar lo andado
(No se puede, ya lo sé)
Cómo revertir los “sí”
Cómo recoger las raíces echadas en terreno incierto.

Incierto... incierto...
Nada más cierto que la duda.
Estoy conmigo, aunque me hastíe
Aunque me odie, aunque me abandone,
Estoy conmigo.

Recojo mis raíces, las abrazo
Estoy conmigo
¿Pero en dónde?
¿A dónde voy, de dónde vengo?
Quisiera que el viento me meciera
Me pesan los pies

No sé nada
De nada
No entiendo
Para nada
No tengo explicaciones ni excusas
Tengo culpas, ¿pero cuáles?
¿Y los motivos?
Los desconozco
Estoy conmigo y eso basta.

Soy el niño del Sendero de los nidos de araña
¡Qué neblina, no me encuentro!